Fármaco lucha contra el cáncer

 

Hoy queremos poner nuestra atención en dos equipos de investigación de la Universidad de Granada (UGR),  que recientemente han patentado un nuevo fármaco para la lucha contra el cáncer, que en la fase preclínica, experimentando con ratones, ha demostrado su eficacia en la lucha contra las células madre cancerígenas de mama, colon y melanoma.

 

Los investigadores pretenden ahora extender su estudio a la aplicación en tumores de páncreas y pulmón. El nuevo compuesto y sus derivados permiten reducir en más de un 50 por ciento la actividad tumoral tras 41 días de tratamiento secuencial semanal, en ratones a los que previamente se les había inducido el tumor y a los que se administró el fármaco. Los investigadores han logrado caracterizar, además, el mecanismo de acción del fármaco frente a las células cancerígenas.

Tras el tratamiento con ratones, los investigadores comprobaron que algunos de los compuestos son eficaces en la inhibición del crecimiento de las células tumorales y de la capacidad de migración de esas células hacia otros tejidos sanos, es decir, en la formación de metástasis. Además, tienen una eficacia selectiva, ya que actúan frente a las células cancerígenas pero no contra las sanas, uno de los principales inconvenientes de tratamientos como el de quimioterapia.

Desde Vidamar SCA, -empresa fundada y gestionada por mujeres- estamos enormemente sensibilizados contra esta enfermedad y aprovechando la reciente celebración del día internacional del cáncer de mama, dedicamos nuestro post semanal a esta buena noticia, y animamos a personas que en este momento se encuentren luchando contra esta enfermedad, a no perder la esperanza.

 

Fuente: elmundo.es/andalucia.

despido,

 

El estatuto de los trabajadores dice en su artículo 44:

La sucesión de empresa

El cambio de la titularidad de una empresa, de un centro de trabajo o de una unidad productiva autónoma de la misma, no extinguirá por sí mismo la relación laboral, quedando el nuevo empresario subrogado en los derechos y obligaciones laborales y de Seguridad Social del anterior. Incluyendo los compromisos de pensiones, en los términos previstos en su normativa específica, y, en general, cuantas obligaciones en materia de protección social complementaria hubiere adquirido el cedente.

Por otro lado en el pliego de condiciones de los concursos públicos, suele aparecer como condición que se le impone a la empresa adjudicataria en la concesión del servicio, la obligatoriedad de la subrogación de todos l@s emplead@s.  Pero después nos encontramos que en muchos casos, la empresa adjudicataria despide a parte de la plantilla y además l@s presiona con el cuento de que si no denuncian contarán con ell@s en breve. Por desgracia VIDAMAR SCA vivió este mismo hecho en el Ayuntamiento de Níjar, cuando la empresa adjudicataria del servicio de ayuda a domicilio despidió sin reconocimiento de derecho alguno a buena parte de las empleadas, empeoró las condiciones de trabajo de las que siguieron trabajando, sin tener en cuenta el convenio del sector. Y lo peor de todo auspiciada por el propio equipo de gobierno del Ayuntamiento y por la persona del ex Alcalde Antonio Jesús Rodríguez. El asunto llegó al juzgado y en primera instancia condenó los hechos y la empresa adjudicataria GESADE. La sentencia está recurrida.

Ahora volvemos a ver otra serie de despidos con la empresa CLECE recién llegada al servicio de ayuda a domicilio en el Ayuntamiento de Almería. VIDAMAR SCA, ofrece su apoyo y su solidaridad con l@s afectad@s.

Recomendamos a l@s trabajador@s afectadas que denuncien los despidos y exijan el cumplimiento de la Ley. Podemos citar a título informativo la siguiente sentencia del Tribunal superior de Justicia de Andalucía que falla a favor de un empleado en un caso similar.

 

 Sentencia T.S.J. Andalucía 3746/2012 de 20 de diciembre

Mujer trabajadora

 

Pensar en los asuntos familiares provoca estrés en las madres trabajadoras, pero no en los padres. A lo largo del día, tanto madres como padres trabajadores tienen las mismas probabilidades de darle vueltas a la cabeza a cuestiones relacionados con su familia. Sin embargo, sólo son las madres quienes aumentan su estrés con este tipo de trabajo intelectual, así como las emociones negativas.

«El hecho es que, como las madres asumen mayor responsabilidad en el cuidado de sus hijos y de su casa, cuando comienzan a pensar en cuestiones relacionadas con la familia, lo hacen centrándose en los aspectos menos agradables, siendo mucho más propensas a preocuparse».

 

Mientras las mujeres emplean de media 29 horas a la semana a pensar en sus problemas, lo hombres menos, 24. Sin embargo, tanto hombres como mujeres invierten un 30% de sus pensamientos en cuestiones familiares. 

 

El pensar de forma negativa en cuestiones relacionadas con la familia influye en el bienestar de las mujeres, pero no en la de los hombres. Las expectativas sociales empujan a la mujer a asumir el rol de cabeza de familia, abordando los asuntos menos agradables.

Son normalmente las madres las que normalmente ajustan sus horarios de trabajo para compatibilizarlo con la familia, para poder estar en casa cuando por ejemplo un hijo se pone malo. Por lo tanto, las madres quizás sientan que no dedican suficiente tiempo a su trabajo y se preocupen más por ello. Esto muestra la doble carga que sienten, y la presión por querer ser «buenas» madres y «buenas» trabajadoras». Es cierto que hoy en día los padres están más involucrados en el cuidado de sus hijos y hacen más tareas de la casa que en generaciones anteriores, pero la mayor responsabilidad en la esfera doméstica sigue siendo para las madres. Esto debe de cambiar, se debe fomentar más que penalizar la actividad en la esfera doméstica de los padres. Esto debería llevarse a cabo desde las autoridades, ofreciendo más facilidades para que los padres, por ejemplo, puedan salir antes del trabajo, entrar más tarde o tener la posibilidad de tomarse horas libres para resolver asuntos de familia. Si los padres pudieran hacer este tipo de cosas sin sentir miedo por mostrar menos compromiso con el trabajo, asumirían más responsabilidad en casa, lo que llevaría a una perfecta igual de géneros».

 

Fuentes: American Sociological Association; Sira Offer (Universida Bar Ilan de Israel). Datos obtenidos del estudio «500 Family Study».

Burocracia

 

El pasado 28 de agosto se aprobaron nuevas medidas para regular el acceso a la contratación pública, con el objetivo de rebajar la carga burocrática del proceso para ayudar a las pequeñas y medianas empresas –Pymes-. 

Parece ser que desde Europa, hace tiempo, se está instando a los países miembros a facilitar a las pequeñas y medianas empresas el acceso a los fondos públicos. No en vano, el 99% del tejido empresarial de toda la Unión Europea está formado por compañías de ese perfil y, en total, apenas acceden al 33% de la inversión europea en contratos públicos. El Gobierno español estima que con este cambio legal aprobado, las pymes estarán en condiciones de acceder a un montante total de ayudas públicas europeas valorado en 97.000 millones de euros. 

A partir de su entrada en vigor, a mediados del presente mes –septiembre de 2.015- de forma completa, los pliegos de condiciones para convertirse en proveedores de cualquiera de las administraciones públicas españolas serán algo menos arduos para los departamentos de gestión de las pequeñas empresas.

Entre los principales cambios está la obligación a las administraciones públicas de ser mucho más precisas a la hora de publicar sus requerimientos. Todo debe estar más definido y dejar menos detalles a la interpretación subjetiva de las partes. Por lo que se espera que se rebaje el nivel de burocracia del proceso.

Además, se introducen destacados cambios como: 

Desaparece la necesidad de clasificación previa.

Hasta ahora, la clasificación previa era un documento imprescindible para acreditar la solvencia de la compañía. Obtenerlo, en muchos casos, implicaba un coste económico y de tiempo que desincentivaba o ralentizaba el proceso. Por ello, el Gobierno ha decidido dejar este criterio como una opción voluntaria tanto para las pymes que opten a contratos de servicios como para los de obra pública. Solo será exigible a las empresas que presenten sus propuestas a contratos de obra superiores a los 500.000 euros. Hasta ahora, el límite estaba en los 120.000 euros. 

Más flexibilidad para los requisitos de experiencia.

Para valorar la experiencia de la empresa se tendrán en cuenta los trabajos realizados durante los 10 años anteriores a la fecha del contrato, frente los cinco que eran aceptados hasta ahora. En el caso de las licitaciones de contratos de servicios, este plazo para valorar la experiencia se amplia de tres a cinco años. 

Además, se aceptará como experiencia, en contra del criterio vigente hasta ahora, la actividad realizada por las empresas fuera del territorio español. El Gobierno ha sido, en este sentido, sensible con la coyuntura económica y con la necesidad que muchas empresas, sobre todo del sector de la construcción, de trasladar su actividad fuera de España para capear los problemas del sector nacional. 

Simplificación de categorías.   

Las categorías quedan reducidas a seis. Desde la primera se incluyen los contratos de valor anual inferiores a 150.000 euros, hasta la sexta que incluye a los contratos a partir de 5 millones de euros. Esta reforma implica también un reajuste de las cuantías patrimoniales mínimas para el acceso de las empresas a cada categoría, que queda “fijado en el artículo 35 del Reglamento, y se cuantifica en el 10% de la anualidad de los contratos a cuyo acceso habilita cada categoría, y en un millón de euros para el acceso a la máxima categoría, cuya obtención habilita a la adjudicación de contratos sin límite de importe”, explican expertos jurídicos consultados. 

Sin acreditación de solvencia técnica
También se ha liberado a las pymes de acreditar la solvencia técnica, económica y financiera cuando los contratos de obras no sean superiores a los 80.000 euros. En el caso de los contratos de servicios el límite máximo para no presentar esta acreditación se ha establecido en 35.000 euros.

 

Fuente: asesoresdepymes.com

concurso público pymes

 

 Las diferentes administraciones públicas sacan mensualmente diversos concursos públicos con suculentos contratos, pero en ocasiones resulta muy complicado acceder con garantías de éxito a los mismos, especialmente si eres una empresa de tamaño pequeño o mediano.

La nueva legislación de concursos públicos entorpece el camino de las pymes hacia la consecución de esos contratos. Así lo han manifestado recientemente diversos representantes del colectivo de las pymes en España, pues entienden que se favorecen los intereses de las grandes empresas con la nueva normativa.

Por todo lo anterior, y con el objetivo de que las pequeñas y medianas empresas puedan apurar al máximo sus opciones en las licitaciones, aportamos a continuación una serie de consejos para este tipo de corporaciones.

Recomendaciones a una pyme que se presente a un concurso

Cuando una pyme está decidida a participar en un concurso público, y presentar su propuesta para una licitación, en primer lugar deberá ponerse en contacto con el organismo que ha hecho público el contrato en cuestión. Es la forma más directa y fiable para conocer los modelos de solvencia económica exigidos, el pliego técnico y administrativo, y el documento que recoge la clasificación exigida en el concurso público.

Toda la documentación que sea requerida en esas normas, deberá ser presentada por la pyme a la Administración dentro de tres sobres. El primero de ellos recogerá la documentación administrativa de la pyme, la solvencia técnica donde se explicará cuál es la labor de la empresa y cómo desarrolla esa labor. En este primer sobre, la pyme también deberá incluir cuál es su solvencia económica con la presentación de la documentación que verifique que está al corriente en los pagos con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Por su parte, el segundo sobre deberá recoger la oferta técnica y el tercer sobre deberá incluir la información sobre la oferta económica propuesta para ser contratada a través de concurso público.

La oferta económica es donde las pymes encuentran más trabas, ya que deben acreditar que cuentan con un volumen determinado de facturación, un hecho que es inviable para algunas de ellas. Sobre la oferta técnica, las pymes deben demostrar que tienen una experiencia a sus espaldas en el servicio que oferta el concurso público y mostrar que han realizado contratos en los últimos años con un importe mínimo, con lo que acceder por primera vez a una licitación pública se complica enormemente.

Otro gran obstáculo con el que se encuentran las Pymes, es la complejidad de los procedimientos de contratación, que la nueva normativa en la materia ha venido a complicar más si cabe, por lo que sería necesario simplificar los trámites para implantar una menor burocracia para los licitadores y un acceso más asequible para las pymes.

Una vez que la pyme ha presentado toda la documentación en regla comenzará el proceso de selección y filtrado, en donde su propuesta se medirá, directamente, con la aportada por el resto de compañías que participan en el concurso público.

La última recomendación es tan importante como poco deseada por las pequeñas y medianas empresas. Recuerda que, en este tipo de concursos públicos, lo que más valor tiene es el precio, con un 80% de peso en la decisión final, frente al 20% de importancia que tiene la parte técnica. Quizás este sea el escollo insalvable para la mayoría de Pymes, competir en el precio de sus servicios con grandes empresas, -a veces con presencia internacional-.

Pero como el espíritu del empresario pequeño o mediano de este país es la perseverancia y el esfuerzo continuo……. LO SEGUIREMOS INTENTANDO….

 

Fuente: http://www.gedesco.es/

 

Aumento esperanza de vida

 

En los últimos 50 años la población mayor de 65 años se ha cuadruplicado en tanto las de otras edades ha crecido a un ritmo más lento. El sector por encima de los 65 años representa más del 17 % del censo demográfico del país. Asimismo, por fortuna, la tasa de la esperanza de vida sigue al alza, y llegará a una media de 88 años en las mujeres y de 81 años en los hombres.

Las administraciones, disponen de una serie de recursos, como la atención a domicilio, la atención diurna, centros de día para personas dependientes y atención residencial. Como es obvio, a tenor de las previsiones, la demanda de tales servicios aumentará durante los próximos años y las administraciones públicas, -Gobierno, administraciones autonómicas y locales- deberían, dará prioridad a estos operativos, que además constituyen “un importante nicho de creación de empleo”.


La prevalencia de la atención profesionalizada tiene mucho que ver, con el incremento de la demanda de los servicios del Sistema de Dependencia.

Casi más importante que la asistencia a las personas mayores es la prevención de enfermedades y de situaciones que lastran la autonomía física. La inversión en hábitos de vida saludable, en paralelo a la inversión en servicios públicos de calidad, redundará en una mejor calidad de vida de un sector de población, cuyos valores y experiencia conviene extrapolar a toda la sociedad. La sociedad guiada por la administración debe conseguir que el concepto de envejecimiento activo forme parte del tejido social de una forma tan profunda que cualquier persona, sin importar su edad, sepa qué significa y cómo y por qué hay que envejecer bien.

Fuente: IMSERSO.

El alcohol en los mayores

 

En estas fechas en las que las fiestas veraniegas son frecuentes y en las mismas se suele consumir alcohol, a veces en exceso, conviene hacer una reflexión sobre los efectos del alcohol en la personas mayores.

¿El alcohol es un tónico o un veneno? La pregunta es especialmente crítica para las personas mayores, pues con la edad disminuye la tolerancia al alcohol, aparecen más enfermedades y las dosis moderadas que antes no eran un problema empiezan a serlo. En resumen: conforme se ganan años, conviene reducir la dosis de alcohol.

Diversos estudios exhaustivos sobre el tema detallaba los beneficios y los riesgos para la salud que tiene el consumo de alcohol en adultos de edad avanzada. "El consumo moderado de alcohol puede estimular el apetito y la nutrición, y reducir el riesgo de algunas enfermedades graves, incluidas las enfermedades cardiovasculares y la diabetes". "Pero mucha gente de más de 50 años se enfrenta a enfermedades asociadas a la edad y a un consumo de medicamentos que puede dar lugar a posibles complicaciones y efectos recíprocos entre fármacos. Y las personas mayores que abusan del alcohol ingieren una cantidad desmesurada de calorías que pueden reemplazar a nutrientes importantes".

Otros  estudios sin embargo indican que:  "Incluso consumido en poca cantidad, el alcohol puede resultar problemático para las personas mayores".

"Debido a una sensibilidad cada vez mayor y a una tolerancia cada vez menor a medida que se envejece, una cantidad más pequeña de alcohol puede tener un efecto mayor", afirma. "La gente mayor tiene problemas con dosis de alcohol que no serían un problema para una persona más joven".

También conviene matizar que "las recomendaciones sobre la bebida deben matizarse en función del estado de salud de una persona".

El consumo no moderado de alcohol (más de tres copas al día) puede ser peligroso para las personas de cualquier edad, pero lo es especialmente para los ancianos, que llegan a tener niveles más altos de alcohol en sangre con más rapidez y los mantienen durante más tiempo que las personas más jóvenes.

Los posibles peligros incluyen un mayor riesgo de caídas y accidentes de coche, una disminución de la memoria a corto plazo, un empeoramiento de problemas de salud ya existentes e interacciones con medicamentos que pueden reducir la eficacia de algunos fármacos y aumentar los efectos tóxicos de otros.

Es cierto que "muchas personas mayores mantienen comportamientos respecto a la bebida adquiridos en épocas anteriores de sus vidas, y puede que no se den cuenta de que seguir bebiendo la misma cantidad de alcohol que bebían cuando eran más jóvenes puede hacerles correr el riesgo de sufrir problemas cardiacos".

Por todo lo anterior es recomendable para personas mayores, la dieta y el ejercicio como formas de reducir los riesgos cardiacos; probar métodos de relajación como la meditación, el yoga y el ejercicio; y, para quienes beben, reducir el alcohol que consumen mezclándolo con agua, demorándose una hora para terminar una copa y alternando el alcohol con bebidas no alcohólicas.

Mayores bebiendo agua

El verano es una época donde se deben tener cuidados especiales con las personas mayores.

Uno de los máximos enemigos de la piel es el sol, cuya incidencia influye de manera directa en un proceso llamado dermoporosis, que conduce a una serie de cambios en la epidermis y la dermis por el cual la piel va perdiendo consistencia y se hace más frágil y susceptible al daño de agentes externos, entre ellos la radiación ultravioleta.

Además la exposición al sol no sólo genera daños en la piel sino también hace perder agua, así la deshidratación se convierte en otro de los problemas frecuentes en las personas mayores en los meses de verano, ocasionando una de cada cinco visitas al hospital.

Para evitar efectos adversos en su salud, los profesionales recomiendan estos 12 consejos básicos:

1: Tomar abundantes líquidos, en especial agua, al menos 2 litros diarios y con frecuencia, aunque no sienta sed.

2: Caminar por la sombra y evitar salir a la calle en las horas más calurosas del día.

3: Cubrir la cabeza con un sombrero o gorra y vestir ropa ligera de colores claros.

4: Usar gafas de sol

5: Exposición al sol en los horarios recomendados; Evitar el sol entre las 10:30 horas y las 15:30 horas y usar crema de protección alta.

6: Duchas frecuentes o aplicación de paños húmedos.

7: Aumentar el consumo de verduras y frutas frescas.

8: Realizar de cuatro a cinco comidas al día.

9: Evitar alcohol, bebidas con cafeína y bebidas muy calientes.

10: Mantener una temperatura adecuada dentro del hogar.

11: Ante el menor síntoma de calor pedir ayuda. Si además aparece algún síntoma como, dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos, mareos, acudir al centro de salud.

12: Si la persona vive sola, mantener contacto con alguien cercano, que pueda gestionar cualquier urgencia.

 

Consejera de Igualdad

El 30 de julio de 2.015, se han celebrado las jornadas “Andalucía pacta por la igualdad”

 

De una parte han intervenido todas la organizaciones vinculadas al sector de la dependencia; de otra Mª José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad y Políticas Sociales, de la Junta de Andalucía.

 

Mª del Mar García Torres, presidenta de VIDAMAR SCA, vicepresidenta de FAECTA y representante de las cooperativas de trabajo sociosanitarias, ha participado en la jornada “Andalucía pacta la Dependencia” que la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales ha celebrado en la Delegación del Gobierno de Granada el día 30 de julio.

El objetivo de este encuentro sectorial ha sido estrechar relaciones con el tejido asociativo, profesional y empresarial,  crear un espacio de encuentro para dar a conocer las líneas de actuación del pacto de dependencia que se están impulsando desde el Gobierno andaluz y abrir el debate en torno a los objetivos y propósitos en esta nueva legislatura.

 

En la charla-coloquio moderada por Manuel Martínez Domene, director gerente de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía, han intervenido todas las organizaciones vinculadas al sector de la dependencia. La representante de FAECTA, Mª del Mar García Torres, ha puesto de relieve el peso de las cooperativas y de las empresas de economía social en el sistema de atención a la dependencia, donde existen más de 9.000 usuarios y 3.500 empleos directos.

 

García Torres ha demandando la presencia de este sector en las mesas de trabajo y negociación y la incorporación de cláusulas sociales en los pliegos de contratación. Asimismo, ha remarcado la necesidad de hacer un esfuerzo para mantener y poner y valor las Unidades de Estancia Diurna, facilitando la reposición de plazas.

Mª José Sánchez Rubio, consejera de Igualdad y Políticas Sociales, ha destacado en este acto el compromiso del Gobierno andaluz con las personas dependientes y la necesidad de seguir avanzando en el sistema de atención a la dependencia como parte fundamental del estado del bienestar

 

La consejera ha ha recordado que el Gobierno andaluz reclamará en el próximo Consejo Territorial de Servicios Sociales y Atención a la Dependencia un Pacto Estatal para la Dependencia, que sea objeto de debate en el Congreso de los Diputados y cuyas líneas básicas blinden los derechos reconocidos, impulse y modifique el sistema de financiación y garantice el cumplimiento del compromiso de financiación a partes iguales entre el Estado de la Nación (50%) y las comunidades autónomas (50%). En la actualidad, Andalucía financia más de un 78% del sistema de atención a la dependencia y el Estado menos de un 22.

 

Para Sánchez Rubio, "este pacto debe apoyar y proteger a las personas cuidadoras, que proponga medidas que favorezcan su cotización a la Seguridad Social y mantenga la excepcionalidad de las Prestaciones Económicas para cuidados en el entorno familiar. Un pacto que apueste por los servicios y la empleabilidad y que garantice una gestión pública y directa tanto en las valoraciones como en el seguimiento, inspección de los servicios y las prestaciones, etc.".

 

La máxima representante del Gobierno andaluz en materia de Igualdad y Políticas Sociales ha recordado, a su vez, el compromiso de aumentar en un 10% la partida presupuestaria de la Dependencia durante esta legislatura.